• Joaquin Morales

Factfulness - Hans Rosling

Introducción: Hans Rosling fue un médico, profesor de ciencias de la salud internacional y un reconocido conferenciante sueco que ha participado en foros como el de Davos.

Aunque Hans es el autor del libro, Ola Rosling y Anna Rossling Rönnlund (hijo y nuera respectivamente) trabajaron en el desarrollo del libro, especialmente en el desarrollo de gráficos de burbujas (podemos encontrar mucha información adicional muy interesante en www.gapminder.org).

Está publicado en 2018 por Deusto y tiene 346 páginas.

¿Cómo está estructurado el libro? Tiene 11 capítulos de una extensión aproximada de 25 páginas; los 10 primeros corresponden a las 10 razones por las que estamos equivocados sobre el mundo y el último capítulo trata sobre la aplicación práctica del Factfulness.

¿Qué nos puede aportar este libro? Por los motivos que se desarrollan durante todo el libro y gracias a la realización de un cuestionario a nivel internacional se evidencia por parte de la mayoría de la población occidental un profundo desconocimiento de la situación mundial (económica, social, educativa, energética, etc), el libro nos aporta las claves por las que no somos capaces de evaluar correctamente los datos así como una orientación para la correcta interpretación.

Además de poder poseer un conocimiento más amplio de indicadores mundiales, esta lectura nos aporta unos principios muy importantes para poder interpretar correctamente todos los datos que nos rodean de una forma completamente novedosa lo que aporta al libro un gran valor.

¿Cuáles son los mensajes más importantes? Tenemos una tendencia a dramatizar todos los datos que se nos presentan, y parece que reina el mensaje de que las cosas en el mundo van cada vez peor pero los datos nos demuestran que no es así, y aunque existen situaciones dramáticas cada vez las personas viven mejor.

Esto sucede por los siguientes motivos:

  1. El instinto de separación noslleva a dividir en dos todas las situaciones que se nos presentan. Somos nosotros y ellos, países desarrollados y en vías de desarrollo, pero esta separación no es correcta. Hans divide la riqueza en 4 niveles lo que nos lleva a ser conscientes que hay 1000 millones de personas en el nivel de pobreza extrema (pero no 6000 millones)

  2. El instinto de la negatividad nos lleva a pensar que todo va peor pero esto está absolutamente reñido con las estadísticas, que muestran incrementos en riqueza y salud en los 4 niveles. Se presentan 16 gráficos de cosas buenas en aumento y 16 de cosas malas en disminución.

  3. El instinto de la línea recta nos lleva a tener siempre una proyección lineal y proporcional del futuro pero las cifras históricas de población mundial nos demuestran que la distribución no ha seguido este patrón y no es probable que lo siga en el futuro; la población mundial se estabilizará en torno al año 2100 y no crecerá más.

  4. El instinto del miedo hace que las noticias de desastres o catástrofes tengan mucho más impacto que noticias que siendo positivas pueden ser más relevantes lo que produce una distorsión en la información que recibimos.

  5. El instinto del tamaño provoca que consideremos cifras aisladas sin compararlas con otras referencias lo que da una magnitud errónea del problema; hay que comparar las cifras y sacarlas también porcentualmente.

  6. El instinto de generalización corresponde a una estructura habitual de pensamiento pero puede llevar a muchos errores en la interpretación de datos, se debe estar seguro que las categorías que se establecen son correctas.

  7. El instinto del destino corresponde a la resistencia que nuestro pensamiento crea sobre el destino de los países, regiones o culturas, que provoca la creencia de que lo que fue de una determinada manera en el futuro siga exactamente igual; a lo largo de los últimos años la evolución de países asiáticos y africanos rompen esa teoría.

  8. El instinto de la perspectiva única limita la visión que tenemos sobre todos los asuntos; tenemos tendencia a pensar que los problemas tienen una única solución por lo que la perspectiva para ver y analizar los datos se reduce mucho al dejar fuera de análisis muchos factores relevantes.

  9. El instinto de la culpa nos lleva a pensar que todo problema tiene detrás un culpable e iniciamos la búsqueda hasta que se consigue encontrar dicho culpable. Es otra limitación a la interpretación de datos puesto que es difícil que alguien pueda tener un grado de influencia tan alto y además no analizar los motivos por los que alguien puede tener la culpa también limita las conclusiones.

  10. El instinto de urgencia precipita las decisiones, que pueden tomarse cegados por una presión que provoca un estrechamiento forzoso de las opciones disponibles.

A la hora de poner el factfulness en práctica hay dos factores que son muy importantes; mantenernos humildes puesto que incluso los expertos solamente lo son en algunos campos determinados y pueden tener lagunas en otros. La curiosidad es el otro factor que nos debe llevar, siendo abiertos a nueva información, a avanzar con los análisis de los datos para que las conclusiones a las que lleguemos sean coherentes con los datos existentes.

¿Cómo es la lectura? La lectura es muy fluida, en ningún momento el libro se hace más denso y mantiene el ritmo y la intensidad. Para cada capítulo hay una historia personal de Hans muy bien relacionada con el tema (además apasionantes todas ellas). La longitud de los capítulos tampoco es muy larga por lo que es una lectura rápida.

¿Por qué debería leer este libro? Si deseas ampliar tus conocimientos globales así como ampliar tus habilidades para saber interpretar todos los datos que se te presenten deberías leer este libro. Además podrás comprobar cómo el mundo va cada vez mejor aunque quede mucho recorrido de mejora por delante.

1 visualización