top of page
  • Foto del escritorJoaquin Morales

Mindset, la actitud del éxito - Carol S. Dweck

Introducción: Carol S. Dweck es profesora de psicología social en la universidad de Stanford, aunque previamente también fue profesora en Columbia, Harvard e Illinois.

 

Ha desarrollado su carrera profesional en el campo de la investigación psicológica consiguiendo innumerables distinciones fundamentalmente debida a su teoría de las mentalidades.

 

El libro se edita originalmente en 2006, y en castellano tiene 331 páginas y está publicado por Editorial Sirio.

 

¿Cómo está estructurado el libro?  Tiene 8 capítulos, con una longitud similar y una carga de contenido también muy homogénea. Cada capítulo está dividido a su vez entre 10 y 15 subcapítulos. Tiene 25 páginas de notas bibliográficas y además aporta una lista de lecturas recomendadas.

 

¿Qué nos puede aportar este libro? A lo largo del libro Carol expone su teoría de las mentalidades y observa que las personas pueden desarrollar una forma de pensar sobre sí mismos rígida e inamovible; si una persona está naturalmente dotada realizará con mucha facilidad ciertas actividades y si no lo está no podrá hacerlas a buen nivel.

 

En el lado opuesto se sitúan las personas que desarrollan una mentalidad flexible, que creen que pueden mejorar a través del esfuerzo y el aprendizaje en aquello que se propongan y que en última instancia consiguen mucho mejores resultados con esta mentalidad.

 

El estudio y conocimiento de los tipos de mentalidades es una herramienta sensacional tanto a nivel personal donde uno mismo puede detectar en qué aspectos puede estar desarrollando una mentalidad fija que impide su crecimiento como a nivel de gestión, en cuyo caso puede ayudar a identificar en su entorno estas mentalidades e intentar ayudar para fomentar el crecimiento y la mejora.

 

¿Cuáles son los mensajes más importantes?

 

A lo largo del libro se desarrollan 8 mensajes clave:

 

 

1.- Las mentalidades

 

Existe una creencia bastante asumida sobre los coeficientes de inteligencia; es una medida de la inteligencia de una persona y que en cierto modo sirve para categorizarnos. Sin embargo ni siquiera la persona que inventó y desarrolló el modelo lo proponía con esa finalidad.

 

Bajo esta perspectiva hay una creencia en la que las cualidades personales son inamovibles a pesar de que una persona haga cualquier esfuerzo. Esa creencia se categoriza como mentalidad fija.

 

Pero existe otra mentalidad que se basa en que las cualidades básicas son algo que podemos cultivar mediante el esfuerzo; todo el mundo puede cambiar y crecer mediante la dedicación y la experiencia. Se trata en este caso de la mentalidad de crecimiento.

 

Las personas que adquieren y desarrollan la mentalidad de crecimiento tienen mayor facilidad para identificar sus fortalezas y debilidades y por tanto para convertirse en individuos excepcionales.

 

El principal mensaje que podemos obtener es que la mentalidad se puede cambiar.

 

2.- Dentro de las mentalidades.

 

En la mentalidad fija alcanzar los logros o el éxito supone examinarse a sí mismo, de manera que si alguien falla quiere decir que no tiene capacidades.

 

Sin embargo las mentalidades de crecimiento no se centran tanto en conseguir éxitos como en aprender para desarrollarse y aspirar a éxitos de mayor nivel.

 

Una cuestión muy interesante es el llamado potencial; consiste en medir en el presente las capacidades que alguien puede tener en el futuro sin dar margen a que esa persona mediante el esfuerzo pueda desarrollarlas mucho más. De hecho se multiplican los casos de personajes de éxito que fueron descartados por falta de talento en sus inicios.

 

El esfuerzo es visto de forma muy diferente por cada mentalidad; la mentalidad fija no lo valora puesto que solamente la gente con defectos tiene que esforzarse. Si alguien es talentoso por naturaleza no necesitará hacer esfuerzos.

 

En la mentalidad de crecimiento no tiene sentido desear mucho algún logro y no poner el máximo esfuerzo en conseguirlo.

 

3.- La verdad sobre la capacidad y el logro.

 

Existe una creencia muy extendida que relaciona la capacidad innata de las personas con los logros que conseguirán a lo largo de su vida, sin embargo analizando los casos de éxito la verdadera diferencia se produce por el tipo de mentalidad que se desarrolla.

 

Es especialmente destacable en niños, y existen múltiples ejemplos de colegios en los que no se les encasilla y se desarrolla su mentalidad de crecimiento consiguiendo resultados extraordinarios.

 

Una diferencia muy relevante en los resultados de los alumnos consiste en el estudio para aprobar la asignatura (mentalidad fija) o el estudio para aprender sobre la asignatura (mentalidad de crecimiento), comprobando un desempeño muy superior en el segundo caso.

 

Los estereotipos y etiquetas son siempre muy dañinos pero sin duda afectan mucho más a las personas que desarrollan una mentalidad fija.

 

4.- Deportes: La mentalidad de los campeones.

 

En el ámbito deportivo puede estar más extendido aún el concepto del deportista con cualidades innatas que gana con facilidad, pero las evidencias demuestran que los grandes campeones (Michael Jordan, Tiger Woods) han destacado por su capacidad para mejorar, invirtiendo el máximo esfuerzo en mejorar sus habilidades.

 

En sentido contrario hay un gran número de deportistas que destacaron pero al tener una mentalidad fija no pudieron desarrollarse y al afrontar las adversidades se vinieron abajo.

 

Los deportistas con mentalidad de crecimiento disfrutan con los entrenamientos y con la mejora, mientras que para los deportistas con mentalidad fija el entrenamiento no es necesario porque cuestiona sus capacidades.

 

Se introduce el concepto de "carácter" que proviene de la mentalidad de crecimiento y que hace que en ciertas ocasiones un deportista sea capaz de mejorar extraordinariamente su rendimiento.

 

5.- Los negocios: La mentalidad y el liderazgo.

 

En la historia reciente de las grandes empresas podemos encontrar perfiles muy característicos de mentalidad fija entre los que se encuentran Iacocca o los directivos de Enron, Lay y Skilling. Estos perfiles necesitan reafirmarse constantemente y creen en su talento innato lo que les lleva a no tener en cuenta a sus equipos (ni sus opiniones ni su potencial de crecimiento) lo que ha conducido a grandes catástrofes empresariales.

 

Ejemplos como Jack Welch o Lou Gerstner ponen de manifiesto las ventajas que supone a una organización disponer de un director con mentalidad de crecimiento, que promueve el desarrollo personal y que está siempre dispuesto a escuchar a cualquier persona de la organización que le pueda hacer mejorar.

 

En las empresas el pensamiento grupal puede suponer un gran peligro puesto que en equipos directivos de mentalidad fija generalmente existe muy poca discusión y se dan por buenas las decisiones del director de mayor rango por el temor o al menos poco incentivo que tiene exponer una opinión que advierta o exponga un potencial riesgo.

 

6.- Relaciones sentimentales: Las mentalidades enamoradas (o no):

 

Cuando se aplica el modelo de mentalidad a las relaciones sentimentales, además de uno mismo entra en juego la otra persona y la relación en sí misma, de manera que con una mentalidad fija tanto las cualidades de las dos personas como la de la relación en sí son buenas o malas ("si hay que trabajar en la relación es que es simplemente mala"). Sin embargo la mentalidad de crecimiento otorga la posibilidad de que ambas personas evolucionen y a su vez lo haga la relación ("todas las relaciones hay que trabajarlas").

 

En la amistad se pueden apreciar también las diferentes mentalidades; se pone muy de relieve cuando alguien necesita quedar por encima de otra personas para demostrar su valía debido a que se apoya en una mentalidad fija. Un caso muy interesante es el del abuso escolar, se describen casos en los que ayudando a cambiar la mentalidad de los abusadores (cuando abusan muchas veces es debido al autorreconocimiento característico de la mentalidad fija) se consiguen resultados extraordinarios en la reducción de los casos de acoso.

 

7.- Padres, profesores y entrenadores: ¿De donde vienen las mentalidades?

 

Tanto padres como profesores pueden creer que ayudan a sus hijos o alumnos cuando refuerzan su autoestima con mensajes tipo "Qué deprisa te lo has estudiado, eres muy listo". Cuando envían este mensaje, incitan al niño a que la siguiente vez también tiene que estudiar deprisa y si se encuentra con alguna dificultad abandonará puesto que entra en conflicto con la etiqueta de que el niño es muy listo.

 

No quiere decir que no haya que apreciar o reconocer a los niños pero es muy importante el modo en el que se haga ya que cuando lo que se valora es el esfuerzo empleado, incluso aunque el resultado no haya sido el esperado sitúa al niño en una posición mucho mejor para afrontar el futuro. Cuando se trata de evaluar el fracaso la diferencia es todavía mayor.

 

Referente a los educadores rebajar el nivel de exigencia para que todos los niños puedan superar las evaluaciones es una idea pésima puesto que no les permite crecer; creen que tienen derecho al trabajo fácil y necesitan constantemente elogios. Inculcar la mentalidad de crecimiento en el sistema educativo es lo que puede marcar una gran diferencia entre unos centros de estudios y otros.

 

8.- Cambiar las mentalidades

 

El cambio de mentalidad fija a mentalidad de crecimiento marca por completo la vida de las personas en todos sus ámbitos. Para efectuar este cambio no vale con utilizar trucos o estrategias porque antes o después se vuelve al punto de partida.

 

El cambio debe ser más profundo, moviéndonos de un marco de juzgar y ser juzgados a un marco de aprender y ayudar a aprender.

 

 

¿Cómo es la lectura?  A pesar de que el libro introduce una teoría con cierta complejidad, el desarrollo de la historia está muy bien diseñada; hace una introducción muy buena donde poco a poco sitúa al lector en el contexto para posteriormente dar los pasos de desarrollo en un ritmo muy regular. Es una lectura muy dinámica, no hay un momento en el que haya una carga conceptual más densa.

 

¿Por qué debería leer este libro? La lectura de este libro es imprescindible para el desarrollo personal, contiene una cantidad de situaciones que lo convierten en una herramienta muy versátil. Además lo podemos utilizar para ayudar a desarrollar la mentalidad de crecimiento a otras personas lo que incrementa aún más su valor.

11 visualizaciones

Commentaires


bottom of page