top of page
  • Foto del escritorJoaquin Morales

Tu mundo en una servilleta - Dan Roam

Introducción: Dan Roam es un escritor, consultor y empresario norteamericano con una serie muy exitosa de publicaciones sobre pensamiento visual y presentaciones.

El libro ha sido reconocido como el mejor libro de creatividad del año por publicaciones como Fast Company, The London Times o BusinessWeek.

Tiene 301 páginas, la primera edición es de mayo de 2010 y está publicado por la editorial Gestión2000 del grupo Planeta.

¿Cómo está estructurado el libro? Tiene 4 bloques muy diferentes entre sí, el primer bloque sirve como introducción, mientras que en el segundo se desarrolla la parte teórica.

El tercer bloque con bastante extensión expone cómo se pueden desarrollar las ideas a partir de los principios previamente explicados y el último bloque aporta unas pinceladas sobre cómo se pueden vender las ideas desarrolladas.

¿Qué nos puede aportar este libro? Hace una descripción excelente de los recursos que se pueden obtener mediante la aplicación del pensamiento visual, con ejemplos reales que resultan sorprendentes.

Nos expone las técnicas para desarrollar nuestro pensamiento visual de una forma estructurada, así como una serie de marcos muy útiles para el despliegue.

La aplicación del pensamiento visual es ilimitada y aprender estos recursos constituye una herramienta muy valiosa para cualquier profesional.

¿Cuáles son los mensajes más importantes?


El pensamiento visual significa aprovechar la capacidad innata de ver (tanto con los ojos como con la mente) para descubrir ideas que de otro modo serían invisibles, desarrollarlas rápida e intuitivamente y luego compartirlas con otras personas de una manera que ellos la puedan captar de una forma simple.

También se puede definir como una nueva manera de abordar los problemas y ver las soluciones.

¿Solamente las personas que dibujan bien pueden aprovechar el pensamiento visual? En absoluto, todas las personas pueden sacar un provecho tremendo si conocen las técnicas.

Hay personas con mucha facilidad para lanzarse a dibujar (lápiz negro), otro grupo más numeroso que cuando se dan las circunstancias adecuadas se anima a dibujar (marcador amarillo) y un último grupo que creen que no son personas visuales (lápiz rojo); sin embargo todas las personas tenemos unas capacidades innatas de pensamiento visual que si se desarrollan adecuadamente suponen una magnífica herramienta.

Los 4 pasos del pensamiento visual:





Mirar: Un error común es comenzar el proceso del pensamiento visual dibujando (mostrando). El primer paso es siempre mirar; consiste en absorber la información visual que nos rodea, en recopilar y seleccionar. Un ejemplo muy bueno de esta fase puede responder a la típica venta de los trastos del garage, que se sacan a la calle y se exponen; mediante esta recopilación y colocación ejercemos la función de mirar.

Automáticamente establecemos un sistema de coordenadas para orientarnos.

Ver: Una vez que hemos desplegado toda la información en el paso anterior ahora tenemos que seleccionarla y agrupar aquello que merece una inspección más detallada. En esta fase se utilizan las 6 maneras de ver con 6 preguntas (pongo algunos ejemplos) que debemos plantearnos y responder para completar visualmente este paso:

  • Quién y Qué: ¿Quién está haciendo la venta? ¿Qué está vendiendo?

  • Cuántos y Cuánto: ¿Cuántos objetos vende? ¿Cuánto precio pide?

  • Dónde: ¿En qué lugar se ubica la oficina?

  • Cúando: ¿En que momento del día tiene lugar? ¿Qué día de la semana?

  • Cómo (influencia, causa y efecto): En función de las 4 preguntas anteriores, ¿de qué modo transcurre la acción?

  • Por qué: ¿Por qué es necesaria esta información? ¿Por qué merece la pena hacer este seguimiento?


Imaginar: Consiste en que el ojo de la mente asuma el control para que podamos ver cosas que no son físicamente visibles en el momento.

Para desarrollar la imaginación, el autor nos propone el esquema SCVID, que es una especie de ecualizador de 5 ejes (uno por letra), que sirve para crear múltiples modelos mentales.


La S representa la dualidad simple versus elaborado, vamos a conseguir muchas imágenes si de una idea de algo simple la vamos modelando en el sentido de algo más elaborado (o viceversa). Algo simple puede empezar en un arcoiris y terminar en un espectro electromagnético.


La C enfrenta a algo cualitativo contra algo cuantitativo, es decir viaja desde las cualidades de un objeto (más asociado a la intuición) a las descripciones númericas. La C puede empezar con la idea cualitativa de un anillo y terminar en la composición de los metales de dicho anillo.


La V trata de visión frente a ejecución, siendo la visión la idea donde se quiere ir y la ejecución la manera o los pasos de hacerla realidad. La visión puede ser irse a la playa de vacaciones y la ejecución todo aquello que se necesita para poder ir (reserva de viaje, de hotel, etc.).


La I comienza en individualidad y se desplaza hasta la comparación con un colectivo. Puede comenzar con las dimensiones de un animal y terminar en su comparación con otras especies.


La D trata el cambio (delta) contra la situación actual (statu quo), es decir, cómo podrían ser las cosas frente a como son pudiendo situarse en muchos puntos intermedios.

Para la práctica del SCVID recomienda utilizar una hoja grande para cada uno de los 5 ejes donde dibujemos un concepto en la parte de arriba y el opuesto en la parte de abajo.

Mostrar: Si se han hecho correctamente los pasos previos, estamos entonces en buenas condiciones para mostrar. Para ello utilizamos tres pasos:

  1. Elegir el marco correcto

  2. Utilizar el marco para crear nuestro propio dibujo

  3. Presentar y explicar el dibujo

Para elegir el marco correcto se utiliza la regla <6><6>, que expone que para cada una de las 6 maneras de ver (quién/qué, cuántos, dónde, cuándo, cómo y por qué) hay 6 maneras de mostrar que se corresponden del siguiente modo:

"Quién/Qué" se convierte en un retrato

"Cúantos" se convierte en un gráfico

"Dónde" se convierte en un mapa

"Cuándo" se convierte en un cronograma

"Cómo" se convierte en un diagrama de flujo

"Por qué" se convierte en una matriz de variables múltiples

Además cada una de estas 6 maneras de mostrar se combinan con el SCVID, de manera que un retrato puede ser simple o elaborado, cualitativo o cuantitativo, etc, formando mediante estas combinaciones el códice del pensamiento visual que sin duda es una de las herramientas más potentes del libro.

¿Cómo es la lectura? El libro está muy cuidado, se nota tanto en el formato como en el propio desarrollo. El comienzo sirve de introducción y poco a poco va introduciendo conceptos más teóricos.

Como es lógico para cada explicación se apoya en dibujos lo que facilita muchísimo la comprensión.

Eso sí, para poder asimilar los contenidos del libro tendremos que pasar varias veces por todos los esquemas y marcos, y por supuesto practicar mucho.

¿Por qué debería leer este libro? El pensamiento visual es una herramienta muy potente, erróneamente vinculada a las nuevas tecnologías de diseño gráfico. Desarrollar la habilidad de poder dibujar un problema, por ejemplo, nos puede ayudar en multitud de situaciones y todos tenemos la capacidad para poder llevarlo a cabo.

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page